El Berserkr

Beserker_Lewis_ajedrez_British_Museum

Berserkr mordiendo su escudo. Pieza de Ajedrez del siglo XII hallada en la isla de Lewis, UK.

Si ya la historia nos señala a los vikingos como míticos y casi invencibles guerreros, ¿qué cabe decir de los que entre ellos recibían la denominación de berserkers o berserkir y que tenían la fama de ser los mas salvajes, fuertes y despiadados entre los propios nórdicos.
Se les suponía poseedores de la fuerza sobrehumana propia del dios Odín y según cuentan numerosas sagas se lanzaban a la batalla desprovistos de armadura, cuando no semidesnudos, y como enloquecidos.

Snorri Sturlusson en su “Saga de los Ynglingos” los describe así:
“Odín podía hacer que en la batalla sus enemigos se volvieran ciegos, sordos o llenos de temor, y que con sus armas no cortaran mas que con palos, y sus hombres iban sin cota de malla y estaban rabiosos como perros o lobos, mordían sus propios escudos, eran fuertes como osos o toros, mataban a la gente y ni el fuego o el hierro los afectaban; esos es el llamado furor del berserkr

En definitiva podemos considerar a los berserkir como una casta guerrera consagrada a Odín. Su nombre según las fuentes podría significar “camisa de oso”, de bjorn (ber-), oso y serkr, camisa. El apelativo Ulfhedinn (en plural, Ulfhednar) también se utiliza para referirse a ellos y podría traducirse como “pellejo de lobo”.

Placa_de_bronce_Torslunda_Öland_Suecia

Odín, seguido por un Ulfhedinn. Placa de bronce hallada en Öland, Suecia.

Aunque no existe, que tengamos constancia, ninguna evidencia al respecto, se ha tratado de explicar la forma por la que llegaban a alcanzar los estados de excitación extrema anteriormente citados, como fruto del empleo de ciertas sustancias alucinógenas que estos guerreros podrían consumir antes de entrar en batalla. Como quiera que esto es un blog de historia y no de etnobotánica (menos aun de botánica “recreativa”) solo añadir que entre esas sustancias, ya en el siglo XVIII, el profesor sueco Samuel Ödman abogó por la Amanita muscaria, seta de conocidas propiedades alucinógenas y cuyo uso está bien documentado en prácticas chamánicas en pueblos siberianos, como la base de la “poción” que daba a los berserkir su proverbial fuerza y fiereza, y les hacía inmunes al dolor.
Otros vegetales con psicoactivos como el beleño negro también son mencionados pero, en cualquier caso, hay que decir que aunque cualquiera de estas sustancias puede inducir a estados alterados de la conciencia, en general sus efectos fisiológicos sobre el organismo dificultarían muy mucho entrar en combate de forma mínimamente fiable.

Con la llegada e implantación del cristianismo en las comunidades nórdicas, los berserkir, consagrados a Odín, un dios pagano, fueron proscritos y en torno al año 1100 ya eran historia.

4 pensamientos en “El Berserkr

  1. Interesante, como curiosidad decir que la amanita muscaria también se cree que se usaba en los ritos de Dioniso en la Antigua Grecia para entrar en el trance orgiástico.

  2. Pingback: LOS TAFARRONES. MÄNNERBUNDE. Vestidos con pieles de osos | El Castellum. Pendilla de Arbas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>